Aragón planea unir las estaciones de esquí para competir con Europa y E.E.U.U.

Por Nievesfera | Etiquetas: ,

Ayer se presentó en la mesa de la Montaña un nuevo estudio sobre el turismo de nieve en la comunidad de Aragón, en el que se contempla la idea de ampliar la oferta esquiable mediante la unión de sus principales estaciones de esquí.

Urbanización de la Estación de Esquí de Formigal. Foto: Aramón.
Urbanización de la Estación de Esquí de Formigal. Foto: Aramón.

Competir en los mercados internacionales de Europa y Estados unidos, así como con Cataluña, es el objetivo fundamental del Gobierno Aragonés en estos tiempos en los que las estaciones de esquí no dejan de crecer ampliando sus dominios esquiables.

De esta manera, ya se están barajando diferentes alternativas, como la ampliación de Cerler, que alcanzaría los 160 kilómetros esquiables, o la unión las estaciones de Formigal, Astún y Candanchú. Se trata éste de un proyecto que todavía no se ha materializado pero que pondría a las tres estaciones aragonesas a la cabeza de los complejos invernales del Pirineo.

El estudio indica que "las tendencias marcan claramente los positivos efectos de fomentar modelos de grandes dominios esquiables, siendo la única vía para captar la atención del cliente internacional, uno de los mayores retos para Aragón y para el nacional". Esta es la vía preferente en el documento que, sin embargo, recomienda también valorar el impacto medio ambiental que supondrían estas actuaciones.

Pero Aragón cuenta también con otras estaciones de esquí que, por su ubicación y características, no podrían alcanzar tantos kilómetros esquiables, como es el caso de Panticosa, Javalambre, Valdelinares o Astún y Candanchú en caso de no unirse a Formigal. En este caso, plantean que las estaciones más pequeñas, "aquellas sin posibilidades de convertirse en grandes dominios esquiables", deberán ser especializadas.

La salida para ellas, "pasa por dirigirse a un público concreto", destacando "la necesidad de adaptar el modelo de estación en la medida en que se reduce el volumen de público objetivo y, por lo tanto, dificulta la sostenibilidad económica" de la instalación.

Otro aspecto contemplado en el estudio es el de ampliar la oferta de alojamientos y ocio alternativo al esquí de manera coordinada y dimensionada al mismo nivel, ya que, según el informe, "existe un desajuste importante entre los dominios esquiables y los servicios complementarios".

De esta manera, especifica que la oferta hotelera actual es "dispar" entre valles y se caracteriza por un tipo de establecimiento "familiar y de baja flexibilidad ante la estacionalidad de la demanda actual". Por ello, plantean que "se ha de actuar en la adecuación de las alternativas de alojamiento al nuevo modelo de desestacionalización semanal y anual". En cuanto al ocio, "está muy atomizado y carece de estructura", siendo necesario "abordar un proceso de maduración para adquirir masa crítica para desarrollarse, en coordinación con las estaciones y el resto de recursos naturales".

Finalmente, el estudio establece que las inversiones necesarias para completar todo este desarrollo han de ser capitaneadas por la Administración Pública. El Gobierno de Aragón deberá por tanto tomar la iniciativa y "coordinar esfuerzos promocionales entre las estaciones y el resto de actividades turísticas, especialmente en el mercado internacional", recomendando "potenciar las estaciones como núcleo de promoción de la oferta integral del valle".

Escrito por Nievesfera
Archivado en: ,


También te puede interesar…



Comentarios a esta entrada